Gracias a mi familia de acogida

Gracias a mi familia de acogida A los 8 años entré en un Centro de Protección. Al principio, como todos los niños, estaba triste: siempre lloraba porque no estaba al lado de mi madre. Pero me di cuenta, que en ese centro me querían. Ahí me di cuenta de cómo era la vida. Pensaba que…